La Eternidad de la Red Social

En nuestro mundo Social, me refiero al de las Redes, cada día llevamos sorpresas, unas agradables, relacionadas normalmente a nuevas posibilidades dentro de los ámbitos de actuación y libertades que adquirimos los usuarios en cada una de ellas, o porque se abren nuevas redes, como es el reciente caso de Google Plus o simplemente porque cada día aparecen nuevos paquetes satélites que trabajan por y para una de las redes principales cual es el caso de las miles de aplicaciones que se gestan alrededor de Twitter.


Y es así, es lo normal, la Red es un ser vivo, cambiante y en constante evolución que debe auto-reciclarse y adaptarse al público ofreciendo a éste novedades para atraer su atención. 






Sin embargo, hay factores que nos dan a pensar que las cosas pueden llegar a un final abrupto y que son capaces de socavar las bases del trabajo de muchas personas y empresas que dedican personal, tiempo e inversión en trabajar alrededor de esas redes sociales y que por lo tanto fundamentan su trabajo en ellas.


El que hallamos presenciado actos recientes en Facebook en los que ha deshabilitado cientos de aplicaciones, habiendo ocurrido lo mismo hace solo dos meses en Twitter, te hace pensar cosas como por ejemplo: Los desarrolladores de éstas, que han trabajado basados en una Red Social parecen tener únicamente dos destinos; si es una aplicación excelente y que redunda en beneficios para esa Red (y solo en ese caso) puede set que hasta tengas la suerte de ser "adquirida" por la Red en la que te has gestado (quizás esa fue la idea desde el principio), de lo contrario, te eliminan. Este ejemplo en Twitter sería TweetDeck, de quien se llego a comentar que sería la mejor competencia como aplicación externa para otro de los grandes como es HootSuite, pero, fue TweetDeck la que resulto comprada por Twitter. 






Seguramente, muchas empresas crean aplicaciones de forma "satélite" a las grandes Redes, a la espera de que éstas se fijen en sus bondades y al paso de poco tiempo las compren por grandes sumas de dinero, en otras palabras lo que conocemos como "burbuja puntocom" y en muchos casos, comprar un "bote de humo".


Increíblemente, el valor de mercado con el cual se calcula saldrá al mercado Facebook el año próximo a Bolsa se calcula de acuerdo a la cantidad de usuarios que posee (lo acabo de leer en un articulo publicado en el WSJ) por lo que aun habiendo pasado mas de 10 años de la explosión de las puntocom, se sigue evaluando a las empresas de la Red de acuerdo al número de usuarios y no a las prestaciones o calidad de sus servicios, ni tampoco a la fiabilidad o confianza que sus usuarios puedan tener en ella, quizás porque los servicios son "gratis". Quizás el efecto de Google Plus recién salido al ruedo, aclare las cosas puesto que Google como empresa tiene un claro posicionamiento en el mercado mundial y gran experiencia.


En el caso del otro grande, Twitter, le esta saliendo un plomo en el ala al pajarito que de no solucionarse puede ser un handicap, me refiero al spam en el que se ha convertido el uso del hashtag (#) por parte de muchas personas que desean hacer de esta excelente herramienta un constante Trending Topic sin sentido. Logran así saturar el sistema, llenar de lecturas el TL de los usuarios y alejar a las personas que consideran al Twitter como una valiosa herramienta de trabajo en las Redes Sociales.






Siempre que se habla de la Red, se menciona que ésta es autoregulable y que tiene la capacidad de controlarse a si misma. Sin embargo, pensemos que la Red no es un ente de cosas, somos personas las que estamos trabajando en ella, nuestras mentes insertan información, moldean ideas y pensamientos que incluso ayudan a cambiar países. "No creamos entonces que las empresas de la Red no saben lo que quieren y lo que hacen."






Saludos,
Jesús Grande
E-mail: jmanuel.grande@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada